COMPARTIR

Artículos de Salud

Recomendaciones para cuidadores de pacientes con Parkinson

11  Abril  2017

Dr. Fortino  Salazar Salazar .  Especialista en Neurocirugía.

Cuando una persona es diagnosticada con enfermedad de Parkinson, al paso del tiempo requerirá apoyo de amigos y familiares en su entorno para adaptarse a vivir con los cambios que este diagnóstico traerá en su cuerpo y estilo de vida. Estos cambios pueden ocurrir de manera lenta, pero es importante que una persona de confianza para el paciente se convierta en su apoyo principal.

¿Cómo se manifiesta el Parkinson?

La enfermedad de Parkinson afecta la movilidad de quienes la padecen: es posible que sus primeras manifestaciones aparezcan de un solo lado del cuerpo, y estén relacionadas con temblores, rigidez, problemas para caminar, que luego se extienden al otro lado del cuerpo. En etapas avanzadas el Parkinson impide a las personas desplazarse por sí mismas, y puede ser que entonces requieran silla de ruedas para poder movilizarse.

Cuidados en casa

El médico tratante dará las indicaciones particulares para atender al paciente. Es recomendable que tanto paciente como cuidador acudan juntos a las citas médicas, ya que podrán plantear sus dificultades específicas, así como recibir instrucciones y consejos para llevar la vida en casa. Algunos temas acerca de los que el cuidador puede preguntar son los siguientes:

  • Cómo apoyar al paciente durante el baño.
  • Consejos para la alimentación (uso de cucharas en lugar de tenedores, consistencia de los alimentos, tipo de dieta, entre otros).
  • Apoyo al paciente para levantarse de la cama.
  • Manejo social del padecimiento (puede ser que el paciente no quiera comentarlo con nadie y entonces deben ponerse de acuerdo en caso de salidas, cómo debe proceder el cuidador).

Existen actividades físicas, como el baile, que pueden resultar de gran ayuda en el manejo de la enfermedad de Parkinson. Es importante preguntar al médico si el paciente puede acudir -si así lo desea- a practicar alguna de ellas. Incluso hay casos donde paciente y cuidador pueden hacerlo juntos, y esto contribuye a mejorar el vínculo entre ambos.

De igual forma, hay que cuidar la organización del hogar: es posible que deban reorganizarse algunos muebles u objetos para evitar caídas o tropezones.

¿Cómo cuidar al cuidador?

Algunas recomendaciones para la persona que se convierta en cuidador principal de alguien con Parkinson son las siguientes:

1. Informarse acerca de la enfermedad: tanto en lo general, como en la situación particular del paciente al que cuida, para saber en qué etapa se encuentra, y cuáles son los síntomas que lo afectan, ya que aunque la manifestación más conocida es el temblor, no es la única.

2. Si el cuidador es un familiar que permanece de tiempo completo o casi completo con el paciente, también debe tener un espacio personal que le permita relajarse y ocuparse de sí mismo, para evitar que acumule tensión o cansancio.

3. Procurar una buena relación con el paciente: aunque cuidar de una persona con Parkinson puede ser muy pesado y desafiante tanto física como emocionalmente, si ambas partes se tratan con respeto y cariño, esta labor puede resultar muy satisfactoria.

La enfermedad de Parkinson no tiene cura. Existen tratamientos tanto farmacológicos como quirúrgicos, que permiten una mejor calidad de vida. Corresponde al neurólogo, en conjunto con el paciente, determinar cuál es la mejor alternativa para su caso particular. 

Contacto
Centro de Parkinson, Moviemientos Anormales y Neurorestauración
Teléfono: (81) 8888.0675

BUSCA TU ESPECIALISTA