COMPARTIR

Centro de Arritmias

Cuando el corazón cambia de ritmo

Artículos de Salud

Bradicardia: ¿puede ocurrir en personas sanas?

30  Marzo  2017

Dr. Gerardo Emilio  Pozas Garza .  Especialista en Cardiología, Electrofisiología.

La bradicardia es un ritmo más lento de lo normal en los latidos del corazón, siendo considerado lo normal entre 50 y 90 latidos por minuto. Pero cuando la frecuencia cardíaca es menor a 60, ya se habla de una bradicardia sinusal.

Es posible que esta bradicardia no esté relacionada con algún padecimiento. Variables como la respiración pueden hacer que la frecuencia cardíaca disminuya. Es relativamente común que el ritmo cardíaco de niños y jóvenes sea irregular, lo que se denomina arritmia sinusal, e incluso en este sector de la población se considera normal.

Deportistas de alto rendimiento y eficiencia cardíaca

Por otro lado, las personas que practican deportes de alto rendimiento experimentan cambios en la estructura de su corazón para adaptarse a los requerimientos de su actividad. Durante el ejercicio aeróbico se da un aumento en la frecuencia cardiaca y el volumen de sangre que expulsa el corazón con cada latido. Cuando la persona está en reposo, su frecuencia cardiaca desciende a 40 - 60 latidos por minuto, y es considerado normal por los cambios que el ejercicio ha provocado en el funcionamiento de su corazón.

Bradicardia durante el sueño

El sistema nervioso autónomo regula las funciones vitales del organismo como la circulación, la respiración, y la digestión. Está integrado por dos partes: simpático y parasimpático, cuyo papel en la frecuencia cardíaca es aumentarla y disminuirla, respectivamente. Como el sistema parasimpático o vagal predomina durante el reposo y sueño, es normal que ocurra la bradicardia durante el sueño.

También pueden ocurrir interrupciones en el ritmo cardíaco de duración no mayor a dos segundos, pausas que por lo general no son motivo de alarma.

¿Cuándo preocuparse?

Si una persona presenta alguna de las circunstancias anteriores, pero no tiene diagnóstico previo de enfermedad cardíaca, ni ninguna señal de alarma como debilidad, fatiga, mareo, desmayo o casi desmayo, lo más probable es que no tenga ningún problema. Pero si existen síntomas como los mencionados, es muy importante acudir al cardiólogo ya que la bradicardia entonces sí pudiera indicar alguna anormalidad.

El especialista hará la historia clínica del paciente, tomará su pulso, y lo más probable es que ordene un electrocardiograma y/ o un monitoreo de Holter, para medir con precisión y registrar la actividad eléctrica del corazón durante sus actividades cotidianas, incluyendo el ejercicio y sueño.

Es mejor acudir al médico lo antes posible, en caso de presentar algún síntoma de alerta. La atención oportuna, y si es el caso, descartar posibles complicaciones, brindarán al paciente mayor tranquilidad.

Contacto:
Centro de Arritmias
Teléfono: (81) 8888.0500

BUSCA TU ESPECIALISTA