COMPARTIR

Cáncer de Mama

Tecnología y talento humano al cuidado de tu salud

Tratamientos

Servicios especializados al cuidado de tu salud

 

El cáncer de mama es una enfermedad que afecta distintos aspectos de la salud y su tratamiento debe contar con la participación de cirujanos oncólogos, oncólogos médicos, ginecólogos oncólogos, radio-oncólogos, patólogos, cirujanos plásticos, entre otros especialistas.

Dentro del tratamiento del Cáncer de mama se encuentran la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia y la hormonoterapia.

¿Cómo elegir la mejor opción de tratamiento para el Cáncer de mama?

Existen varios factores que son útiles para determinar la mejor secuencia del tratamiento. Algunos de esos factores son relacionados con la paciente tales como:

  • Edad
  • La presencia o no de menstruación al diagnóstico del tumor (pre o postmenopáusicas)
  • Comorbilidades y el estado de desempeño físico de la paciente
  • Opinión de la paciente acerca del tipo de tratamiento.

También se debe considerar los factores relacionados al tumor como:

  • Tamaño inicial y localización del tumor.
  • Si existe multifocalidad (tumores en la misma región de la mama) o multicentricidad (tumores en distintas regiones de la mama)
  • La presencia de expresión de receptores hormonales y de otros factores como el receptor del factor de crecimiento epidérmico 2 (HER2)
  • La presencia de diseminación a ganglios axilares o la existencia de metástasis a distancia (óseas, hígado, pulmón, sistema nervioso central)

Cirugía para Cáncer de Mama

A partir del diagnóstico de cáncer de mama, se debe determinar si es candidato a tratamiento quirúrgico. En el caso de tumores en etapas tempranas, el tratamiento quirúrgico es la fase inicial del tratamiento.

Tipos de Cirugías para Cáncer de mama

Existen 2 estrategias: la lumpectomía o cirugía conservadora, en la cual se retira el tumor de la región afectada, sin necesidad de retirar toda la mama, y la mastectomía, donde se retira la mama en su totalidad (con o sin reconstrucción mamaria).

En términos de supervivencia, ambas estrategias se consideran equivalentes, sin embargo, la cirugía conservadora se asocia con una mayor reincidencia del cáncer, la cual disminuye cuando se administra radioterapia posterior a la cirugía, por lo que, en general, todas las pacientes a las que se les realiza cirugía conservadora requieren de radioterapia como tratamiento posterior.

¿Cómo se elige el mejor procedimiento quirúrgico para cada paciente?

Existen algunas contraindicaciones absolutas para llevar a cabo cirugías conservadoras, entre las cuales se enumeran: el embarazo (por la imposibilidad de administrar radioterapia por seguridad del feto), la presencia de multicentricidad, el haber recibido previamente radioterapia al tórax, y la persistencia de bordes positivos a pesar de varias resecciones.

En cuanto a la mastectomía, los avances en el campo de la cirugía plástica han permitido que se realicen reconstrucciones cada vez más estéticas en las pacientes. Sin embargo, antes de decidirse por esta posibilidad, se deberá determinar la necesidad de recibir tratamiento con radioterapia, ya que esto puede influir en el resultado de la reconstrucción.

Existen múltiples estrategias de reconstrucción, entre ellas los implantes, los expansores o colgajos musculares del abdomen, de la espalda o del glúteo, cuya elección dependerá tanto del cirujano oncólogo como del plástico de acuerdo a las características de la paciente.

Otro aspecto importante en relación a la cirugía es el manejo de la axila. Las pacientes que presentan ganglios clínicamente sin afección son candidatas a realizar un procedimiento denominado ganglio centinela, en el cual a través de distintas técnicas se puede localizar el primer ganglio al cual drena el tumor y evaluar si se encuentra afectado o no.

Quimioterapia para Cáncer de Mama

Otra parte importante del tratamiento de las pacientes con cáncer de mama es la quimioterapia, que consiste en la administración de medicamentos vía intravenosa. Se puede administrar de forma previa a la cirugía (neoadyuvante), posterior a la cirugía (adyuvante) o en pacientes que tienen metástasis (paliativa).

La quimioterapia neoadyuvante está indicada en pacientes que tienen tumores localmente avanzados, que se consideran inoperables al momento del diagnóstico; o en pacientes que tienen tumores que tendrían mal resultado cosmético al realizar cirugía conservadora. Existen múltiples esquemas de quimioterapia, la mayor parte de ellos se administran entre 4 a 6 meses previo al tratamiento quirúrgico, y de acuerdo a la respuesta a la quimioterapia se puede determinar si son candidatas a cirugía conservadora o a mastectomía.

La quimioterapia adyuvante se encuentra indicada en pacientes que presentan al momento de la cirugía la presencia de tumor en los ganglios (denominado ganglios positivos), así como en todas las pacientes cuyos tumores no tengan expresión de receptores hormonales o que tengan expresión incrementada de HER2.

La quimioterapia paliativa está indicada en pacientes que presentan metástasis al diagnóstico, principalmente en aquéllas que presentan metástasis en órganos como pulmón e hígado, o pacientes que presentan muchos síntomas en relación a la presencia de metástasis. En este caso, existen también múltiples fármacos que se pueden utilizar; la elección de estos medicamentos dependerá de las características de la paciente y del tumor, así como de la posible toxicidad. El tiempo de administración de esta quimioterapia dependerá de la respuesta a la misma y de los efectos adversos que presente la paciente.

En el grupo de pacientes que tienen expresión aumentada de HER2 (un receptor localizado en la membrana celular de las células cancerígenas), el tratamiento debe incluir también el uso de trastuzumab, que es un anticuerpo dirigido contra HER2, ya que el uso de este medicamento mejora la supervivencia en este grupo de pacientes.

Radioterapia para Cáncer de Mama

La radioterapia tiene como objetivo disminuir la posibilidad de reaparición local del cáncer. Se encuentra indicada en todas las pacientes que son sometidas a cirugía conservadora. Existen algunas otras indicaciones de radioterapia en pacientes sometidas a mastectomía, principalmente en pacientes con más de 4 ganglios positivos, tumores mayores de 5 cm. y pacientes con márgenes quirúrgicos menores a 1 mm

La radioterapia también se puede administrar de forma paliativa, principalmente en pacientes que tienen metástasis óseas y dolor o riesgo incrementado de fractura, o en pacientes que tienen metástasis en sistema nervioso central, con el objetivo de mejorar sus síntomas y su calidad de vida.

Hormonoterapia

El cáncer de mama se considera que es una enfermedad que responde a estímulos hormonales, principalmente de estrógenos y progestágenos (hormonas sexuales). El objetivo principal de la hormonoterapia es interferir con la producción o acción de dichas hormonas para evitar la estimulación y crecimiento de las células tumorales. La hormonoterapia se encuentra recomendada en todas las pacientes cuyos tumores tengan expresión positiva de receptores hormonales (receptor de estrógeno y/o receptor de progesterona) independientemente de la edad y el estado ganglionar.

La hormonoterapia por lo general se administra posteriormente a la cirugía y a la quimioterapia (en caso de ser necesaria) por un periodo de 5 años, aunque estudios recientes han mostrado que existe beneficio con la administración de dicho tratamiento incluso por periodos más prolongados como 10 años.

También es útil en las pacientes que tienen metástasis óseas o en tejidos blandos y que expresan receptores hormonales.

Teléfono directo: 8888.0224

 regresar

BUSCA TU ESPECIALISTA